LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO LIBERAL (1833-1868).


CRONOLOGÍA EvAU.


 1833   Muerte de Fernando VII / Inicio de la regencia de Mª Cristina / Comienza la              Primera Guerra Carlista / División territorial en provincias de Javier de                      Burgos.

 1834  Gobierno de Martínez de la Rosa / Se promulga el Estatuto Real.    

 1835  Quema de conventos e incendio de la fábrica Bonaplata / Gobierno                         progresista de Álvarez Mendizábal.

 1836  Pronunciamientos de los sargentos de La Granja / Gobierno de J.M.                       Calatrava / Decreto de desamortización de bienes eclesiásticos / Victoria                 isabelina en la batalla de Luchana.

1837  Constitución de 1837  / Abolición del régimen señorial y supresión del  de                diezmo / Los carlistas rodean Madrid.

1839   Pacto de Vergara.

1840  Ley de Ayuntamientos moderada y levantamiento progresista. Espartero,                jefe del gobierno. Renuncia de Mª Cristina.

1841  Regencia de Espartero (mayo).

1843  Pronunciamiento contra Espartero. Fin de la regencia (julio). 

1844  Comienza la Década Moderada / Creación de la Guardia Civil.

1845  Constitución moderada / Reforma del sistema fiscal. 

1846  Matrimonio de Isabel II / Inicio de la Segunda Guerra Carlista / Ley electoral            que restringe el cuerpo electoral / Adopción del sistema métrico decimal.



1848  Levantamiento progresista en Madrid / Promulgación del Código Penal. 

1849  Fundación del Partido Demócrata. 

1851  Gobierno de Bravo Murillo / Concordato con la Santa Sede.

1854  Pronunciamiento en Vicálvaro / Manifiesto de Manzanares / Se inicia el                    Bienio Progresista / Creación de la Unión Liberal. 

1855  Ley de desamortización general de Pascual Madoz / Ley General de                        ferrocarriles / Huelga general en Barcelona / Constitución non nata

1856  Golpe de Estado de O´Donnell. Fin del Bienio Progresista.

1857  Ley de Instrucción Pública de Claudio Moyano.

1857  Expedición franco-española a la Cochinchina.

1858  Se inicia el "gobierno largo" de O´Donnell.

1859  Guerra en Marruecos.

1861  Sublevación campesina en Loja. 

1862  Expedición a México. 

1865  Matanza d la noche de San Daniel.

1866  Sublevación del cuartel de San Gil / Pacto de Ostende / Crisis bursátil y              financiera.

1868  Revolución de septiembre, la Gloriosa. Isabel II se exilia en Francia.  





TEMA

LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO LIBERAL-


ESQUEMA-GUIÓN. 

RESUMEN BÁSICO.

ÍNDICE BÁSICO (EvAU).



 TEXTOS EvAU  


 5. ESTATUTO REAL DE 1834. 

Todos los Próceres del Reino, excepto los Grandes de España, deberán ser de nombramiento Real; pero con ciertos requisitos (…) y declarando vitalicia aquella dignidad. (…) Diferente en su origen y distinto en su organización y en su objeto, el Estamento de Procuradores del Reino está destinado principalmente a representar los intereses materiales de la sociedad y a vigilar en su custodia (…).Este estamento es por su misma esencia electivo. Los individuos que lo compongan deben ser elegidos por la Nación; para que de esta suerte sean sus legítimos Procuradores.  Mas ¿cómo se verificarán las elecciones? ¿Quiénes deberán tener derecho de ser electores? ¿Y quiénes actitud legal para ser elegidos? (…) Aun en las repúblicas antiguas, cuyas sabias instituciones nos ha transmitido la historia, los que ningunos bienes poseían no ejercían derechos políticos; ni puede nación ninguna confiarlos, so pena de pagar tarde o temprano su temeridad e imprudencia

Exposición del Consejo de ministros a la Reina Gobernadora sobre el restablecimiento del orden constitucional, 4 de abril de 1834


 6. DESAMORTIZACIÓN DE MENDIZÁBAL. 

Señora: vender la masa de bienes que han venido a ser propiedad de la nación no es tan sólo una promesa solemne y dar una garantía positiva a la Deuda Nacional por medio de una amortización exactamente igual al producto de las rentas; es abrir una fuente abundantísima de felicidad publica; vivificar una riqueza muerta; desobstruir los canales de la industria y de la circulación; apegar al país por el amor natural y vehementemente a todo lo propio; ensanchar la patria, crear nuevos y firmes vínculos que liguen a ella; es, en fin, identificar con el trono excelso de Isabel II, símbolo del orden y de la libertad. No es, Señora, ni una (tría) especulación mercantil, ni una mera operación de crédito (…) es un elemento de animación, de vida y de ventura para España. Es si puedo explicarme así, el complemento de su resurrección política.

El decreto que voy a tenerla honra de someter a la augusta aprobación de V M. sobre la venta de esos bienes adquiridos ya por la nación, así como en su resultado material, ha de producir el beneficio de minorar la fuerte suma de la Deuda Pública, es menester que en su tendencia, en su objeto y aun en los medios por donde aspire a aquel resultado, se enlace, se encadene, se funde en la alta Idea de crear una copiosa familia de propietarios cuyos goces y cuya existencia se apoye principalmente en el triunfo completo de nuestras actuales

Art. 1. Quedan declarados en venta desde ahora todos los bienes raíces de cualquier clase que hubiesen
pertenecido a las comunidades y corporaciones religiosas extinguidas, y los de los que hayan sido adjudicados a la nación por cualquier título o motivo, y también todos los que en adelante lo fueren desde el acto de su adjudicación.
Art. 2. Se exceptúan de esta medida general los edificios que el gobierno destine para el servicio público o para conservar monumentos de las artes o para honrar la memoria de hazañas nacionales (...)
Real Decreto de 19 de febrero de 1836. JUAN ÁLVAREZ MENDIZÁBAL, 

 7. CONSTITUCIÓN DE 1845. 

Título I. De los Españoles

Art. 11. La Religión de la Nación española es la católica, apostólica, romana. El Estado se obliga a mantener el culto y sus ministros. (…)

Título III. Del Senado.

Art. 14. El número de Senadores es ilimitado: su nombramiento pertenece al Rey.

Título IV. Del Congreso de los Diputados.

Art. 20. El Congreso de los Diputados se compondrá de los que nombren las juntas electorales en la forma que determine la ley. Se nombrará un Diputado a lo menos por cada cincuenta mil almas de la población.

Art, 22. Para ser Diputado se requiere ser español del estado seglar, haber cumplido veinticinco años, disfrutar la renta procedente de bienes raíces, o pagar por contribuciones directas la cantidad que la ley electoral exija (…)

Título V. De la celebración y facultades de las Cortes.

Art. 35. El Rey y cada uno de los cuerpos colegisladores tienen la iniciativa de las leyes.

Art. 36. Las leyes sobre contribuciones y crédito público se presentarán primero al Congreso de los Diputados. (…)

Título XI. De las Diputaciones provinciales y de los Ayuntamientos.

Art. 72. En cada provincia habrá una Diputación provincial, elegida en la forma que determine la ley, y compuesta del número de individuos que esta señale. (…)

Art. 73. Habrá en los pueblos Alcaldes y Ayuntamientos. Los Ayuntamientos serán nombrados por los vecinos a quienes la ley confiera este derecho

 


 8. DESAMORTIZACIÓN DE MADOZ. 


“1. Se declaran en estado de venta […] todos los predios rústicos y urbanos […] pertenecientes: al Estado, al clero, a las órdenes militares […], a los propios y comunes de los pueblos, a la beneficencia […], y cualesquiera otros pertenecientes a manos muertas […].

3. Se procederá a la enajenación de todos y cada uno de los bienes mandados vender por esta Ley, sacando a pública licitación las fincas o suertes […].
Título III. Inversión de los fondos procedentes de la venta de los bienes […]

12. Los fondos que se recauden a consecuencia de las ventas realizadas […], se destinan a los siguientes objetos, a saber:

1º A que el gobierno cubra, por medio de una operación de crédito, el déficit del presupuesto del Estado […].

2º El 50 por 100 de lo restante, y en años sucesivos del total de los ingresos, a la amortización de la Deuda Pública […].

3º El 50 por 100 restante a obras públicas de interés y utilidad generales […].

1 de mayo de 1855
 9. MANIFIESTO DE MANZANARES. 

Españoles: La entusiasta acogida que va encontrando en los pueblos del Ejército liberal; el esfuerzo de los soldados que le componen, tan heroicamente mostrado en los campos de Vicálvaro; el aplauso con que en todas partes ha sido recibida la noticia de nuestro patriótico alzamiento, aseguran desde ahora el triunfo de la libertad y de las leyes que hemos jurado defender. Dentro de pocos días, la mayor parte de las provincias habrán sacudido el yugo de los tiranos; el Ejército entero habrá venido a ponerse bajo nuestras banderas, que son las leales; la nación disfrutará los beneficios del régimen representativo, por el cual ha derramado hasta ahora tanta sangre inútil y ha soportado tan costosos sacrificios. Día es, pues, de decir lo que estamos resueltos a hacer en el de la victoria. Nosotros queremos la conservación del trono, pero sin camarilla que lo deshonre; queremos la práctica rigurosa de las leyes fundamentales, mejorándolas, sobre todo la electoral y la de imprenta; queremos la rebaja de los impuestos, fundada en una estricta economía; queremos que se respeten en los empleos militares y civiles la antigüedad y los merecimientos; queremos arrancar los pueblos a la centralización que los devora, dándoles la independencia local necesaria para que conserven y aumenten sus intereses propios, y como garantía de todo esto queremos y plantearemos, bajo sólidas bases, la Milicia Nacional. Tales son nuestros intentos, que expresamos francamente, sin imponerlos por eso a la nación. Las Juntas de gobierno que deben irse constituyendo en las provincias libres; las Cortes generales que luego se reúnan; la misma nación, en fin, fijará las bases definitivas de la regeneración liberal a que aspiramos. Nosotros tenemos consagradas a la voluntad nacional nuestras espadas, y no las envainaremos hasta que ella esté cumplida.


 10.  MANIFIESTO DE ESPAÑA CON HONRA.

“Españoles: La ciudad de Cádiz puesta en armas, con toda su provincia, con la armada anclada en su puerto (...), declara solemnemente que niega su obediencia al gobierno de Madrid, segura de que es leal intérprete de todos los ciudadanos (...).

Queremos que una legalidad común, por todos creada tenga implícito y constante el respeto de todos.

Queremos que el encargado de observar la Constitución no sea su enemigo irreconciliable (...). Queremos vivir la vida de la honra y de la libertad.

Queremos que un gobierno provisional que represente todas las fuerzas vivas del país asegure el orden, en tanto que el sufragio universal eche los cimientos de nuestra regeneración social y política.

Contarnos para realizar nuestro inquebrantable propósito con el concurso de todos los liberales, unánimes y compactos ante el común peligro; con el apoyo de las clases acomodadas, que no querrán que el fruto de sus sudores siga enriqueciendo la interminable serie de (...) favoritos; con los amantes del orden, si quieren verlo establecido sobre las firmísimos bases de la moralidad y del derecho; con los ardientes partidarios de las libertades individuales (...); con el apoyo de los ministros del altar (...); con el pueblo todoEspañoles: (...) Acudid a las armas, no con el impulso del encono, siempre funesto; no con la furia de la ira, siempre débil, sino con la solemne y poderosa serenidad con que la justicia empuña su espada.

¡Viva España con honra!

Cádiz, 19 de septiembre de 1868. Duque de la Torre, Juan Prim, Domingo Dulce, Francisco Serrano Bedoya, Ramón Nouvilas, Rafael Primo de Rivera, Antonio Caballero de Rodas, Juan Topete". Gaceta de Madrid,
3 de octubre de 1868.




Comments